Garganta profunda en Gijón. Anatomía de una buena mamada

con 1 comentario

En MUÑECAX presumimos de follar como diosas, ese es nuestro eslogan. Y dentro de ese “follar” en sentido amplio, están incluidas por supuesto las mejores felaciones: en esta casa, sí, te la chupamos como lo haría la mismísima Afrodita si tuviera la suerte de vivir, como nosotras, en Gijón.

¿Cómo va el confinamiento? Desde MUÑECAX queremos enviaros ánimos, desearos mucha salud, y contaros que, en cuanto todo esto pase, reabriremos nuestras puertas –y nuestros brazos, y nuestras piernas, y nuestras bocas y nuestros culos– para poder volver a disfrutar de los estupendos ratos que pasamos en vuestra compañía. Cada día queda menos.

Hoy vamos a hablar de una de las prácticas sexuales estrella, la felación, la mamada, todo un arte que puede llevar a quienes se ponen a ello al séptimo cielo.

La expresión “Garganta profunda” –que tiene su origen en el clásico del cine porno de los 70– hace en realidad referencia a una técnica concreta, la que consiste en la introducción del pene entero en la boca hasta llegar a la garganta, pero hoy hablaremos de la mamada en un sentido más amplio.

Estos son algunos de los aspectos a tener en cuenta para que una felación se convierta en una MAMADA COLOSAL. Aquí tenéis “El Método Muñecax” para chuparla.

1– LAS GANAS:

Recuerdo que un amigo a quien llamábamos Nitchiporuk por su parecido con un futbolista me contó una vez una anécdota muy, pero que muy reveladora. Estando con una chica y a punto de practicar el sexo oral, ella le preguntó: “¿Cómo quieres que te la chupe?”. Y él le contestó: “¡Cómo va a ser, con ganas!”

Una verdad como un templo.

Y es que la mamada es cosa de dos, y tanto debe disfrutar quien la hace como quien la recibe. ¡En MUÑECAX nos gusta lo que hacemos, y por eso te la chuparemos como si tu garrote fuera la última polla sobre la faz de la tierra!

2– LUBRICAR, SALIVAR:

Una buena chupada debe comenzar por lubricar y humedecer correctamente el pene. Y para ello nada como la caliente y elástica saliva. Lamer el pene con calma y asegurándose de que toda su superficie queda convenientemente humedecida es un primer pasito hacia el triunfo.

3–LA POLLA, NUESTRA MEJOR AMIGA:

Sobre todo al principio, es necesario proceder con cuidado, con cariño, con suavidad y ternura. Poco a poco la cosa irá encendiéndose, pero un gesto excesivamente brusco al inicio puede provocar dolor y cortar el rollo. En MUÑECAX lo sabemos y trataremos a tu polla con toda la dulzura que puedas imaginar.

4–EL SEXO ES COMUNICACIÓN:

El sexo es diálogo, interacción, fantasía, interpretación… No se trata solo de chupar, hay que saber poner al rojo vivo al partenaire , que debe percibir que quien se la está chupando también se lo pasa bomba. No se trata de fingir, se trata de jugar, de jugar y jugar y pasarlo en grande. Por eso en MUÑECAX te la chupamos sacando a relucir nuestras mejores dotes y poniendo toda la carne en el asador.

5–SOMOS EXPLORADORAS CURIOSAS:

No hay dos hombres iguales, no hay dos pollas iguales… Cuando se ejecuta una felación hay que estar atenta a las reacciones del dueño de la escopeta para averiguar qué es lo que le gusta, qué es lo que más cachondo le pone: ¿ lamerle también los testículos? ¿Acariciar al mismo tiempo la zona anal? ¿Garganta profunda? Exploradoras de vocación, curiosas por naturaleza, en MUÑECAX descubriremos hasta dónde llega tu capacidad de deleite y diversión.

7–LAS CHICAS DEL RITMO:

Una buena felación es lo contrario a una carrera a contrarreloj hacia el orgasmo. Los cambios de ritmo, de suave a más enérgico, para luego volver a ralentizar, alternar la introducción en la boca con los lametones y las caricias… Una mamada inolvidable requiere un absoluto dominio del tempo. Y nosotras tenemos swing.

8–ARRIBA LAS MANOS:

El empleo de las manos es esencial en toda felación. Con ellas, entretanrto, se pueden hacer caricias, aumentar la presión sobre el pene agarrándolo, hacer una magnífica masturbación mientras lames el miembro o te lo metes en la boca (la mítica paja-mamada, de la que en MUÑECAX nos preciamos de ser auténticas maestras.) En definitiva: las manos son absolutamente necesarias para convertir una buena mamada en una experiencia digna de recordar.

9–TODA BUENA HISTORIA, PARA SERLO HA DE TENER UN BUEN FINAL:

Y ya para terminar, hablemos del final. Aquí no seremos explícitos, para gustos los colores, y la imaginación de hombres y mujeres en este punto no conoce otra frontera que la de la más absoluta libertad. Pero nos gustaría añadir una última cosa: en MUÑECAX sabemos que una mamada extraordinaria no acaba con la eyaculación: una vez esta se produce, queda aún mucho goce que proporcionar a través de caricias, lametones, succiones… Así que avisado estás: no daremos el juego por finalizado hasta que hayamos extraído de ti la última gota de placer, cuenta con ello.

En resumen, que cuando este confinamiento pase y vengas a vernos, te haremos si quieres lo que entre nosotras llamamos La Tatarabuela. “¿Y qué es La Tatarabuela?”, te preguntarás…

La Tatarabuela es la mamá, de la mamá, de la mamás.

Mucha fuerza a todos durante estos tiempos difíciles. Pronto más noticias. Y recordad: ¡Cada día que pasa, falta un día menos para que volvamos a vernos en MUÑECAX!

One Response

  1. Edu
    | Responder

    Muero de ganas por volver a Muñecax y que me hagan todas estas mamadas.

    Me encanta la garganta profunda nmmm…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Todas nuestras Muñecax te están esperando